Copa de yogur y piña avainillada

Una receta de Martín Berasategui para un postre refrescante y delicioso a base de yogur y piña avainillada. ¡Te quedarás con ganas de más!

Tiempo de preparación: 90 minutos
Ingredientes para 4 personas

Ingredientes

  • 1 kg de piña limpia
  • 900 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 g de ron
  • 30 ml de zumo de limón
  • 2 yogures naturales

PASO A PASO

1. Se pela la piña y se le quita el centro con ayuda de un cuchillo bien afilado. Una vez separada la pulpa, se corta en láminas muy finas con el mismo cuchillo bien afilado o utilizando una máquina cortafiambres, en el caso de que dispongamos de ella.

2. Se abre la rama de vainilla en dos partes y se rascan los granos del interior.

3. Se introduce la pulpa de la piña en un cazo con el azúcar, los granos y la rama de vainilla en dos y el zumo de limón. Se arrima a fuego suave y se mueve, siempre de forma muy delicada, con una cuchara de madera en cuanto se inicie el hervor, reduciendo poco a poco durante 20 minutos sin dejar que se deshaga la fruta.

Pasado ese tiempo, se agrega el ron y se deja cocinar otros 10 minutos más. Se coge un poco de sirope caliente del cazo y se desliza sobre un plato frío, se verá si la mermelada está lista en cuanto ese rastro gelifique rápidamente.

Se coloca entonces la mermelada en tarros y se deja que se enfríe perfectamente antes de proceder a introducirla en la nevera.

4. Se baten los yogures naturales para convertirlos en crema. En el fondo de unos tarros de cristal se echan unas generosas cucharadas de mermelada de piña fría. Se cubre con los yogures fríos batidos y se decora con una hoja de menta y unas frutas rojas.

Mis trucos

Podemos acompañar el postre con un sorbete cítrico de mandarina, naranja o limón colocado sobre el yogur.


El vino

marques-de-caceres-blanco-rueda-verdejo-75-cl copia

 

Marqués de Cáceres Verdejo Rueda 2016. La apuesta por Rueda de esta bodega sigue adelante con esta añada de su monovarietal de verdejo, elaborado con vendimia nocturna y fermentado con sus lías, con las que permanece hasta su embotellado. Floral y mineral en nariz, en boca resulta intenso y vivaz. Sírvase a 6 ºC como aperitivo o con arroces o pescados (6 euros). J. L. Recio